Páginas

martes, 31 de agosto de 2010

Antipasti Don Vito de calabacín en escabeche

A todos nos gustan los antipasti italianos. Y como a algunos también nos gusta el calabacín, esta es la receta en la que se reúnen ambos, ejerciendo de perfectos anfitriones de otros platos, italianos o no. Molto bello.


Calabacines en escabeche
Ingredientes: 


  • 2 calabacines
  • Sal gruesa (ideal la de cocinar a la sal)
  • 5 dientes de ajo
  • 1 cayena
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
Coste: 1,50 €
Dificultad: Quién la encuentre obtendrá un premio


PREPARACION
Se cortan los calabacines en lochas longitudinales de unos 5 mm. Se colocan en un recipiente con la sal por debajo y por encima. debe haber sal suficiente, pero tampoco exceso y nunca cubriéndolos. El recipiente lo colocaremos inclinado para que fluya mejor el líquido que soltarán. Los mantendremos con sal unas tres horas. Lavamos concienzudamente para retirar toda la sal y reservamos. Hacemos un escabeche blanco con medio vasito de aceite en el freiremos los dientes de ajo pelados y la cayena sin pepitas. Cuando estén dorados los ajos, incorporamos el vinagre. Ojo al hacerlo porque la reacción del aceite suele ser violenta. Utiliza una cuchara o espera a que enfríe. Una vez aladido, tenemos el vinagre cociendo unos 7 minutos. Cuando el escabeche esté templado, cubre con el los calabacines y pon en el frigorífico al menos 3 días antes de su consumo. Ya solo falta servirlos con expresión adusta y que te llamen "padrino".
Leer más...

lunes, 30 de agosto de 2010

Ensalada persea con langostinos crujientes

Efluvios mexicano - ibéricos, nos trae esta ensalada. Rica donde las haya, el contraste de sabores nos hace imaginar escenas americanas gracias al tomate y al aguacate mezcladas con otras más cercanas como la almendra, el langostino y la tempura, difundida en Japón pero orginaria de Portugal. Estupenda.

Ensalada con langostinos crujientes
Ingredientes:
  • 1/2 lechuga
  • 2 tomates
  • 1/2 cebolla
  • 10 langostinos
  • Almendra cruda triturada
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Salsa de aguacate (Accede a la Receta AQUI)
Coste: 3,20 €
Dificultad: Para iniciados


PREPARACION
Haz una cama de rodajas de tomate en la fuente donde vas a emplatar y añade la lechuga troceada y mezclada con la cebolla cortada en juliana. Separa las cabezas de los langostinos y pélalos excepto el final de la cola. Utiliza las cabezas y caparazones para hacer un caldo de marisco que podrás usar en la receta de salsa. Prepara una mezcla de harina con agua muy fría (tempura) y remueve hasta alcanzar la textura de una crema de verduras. Echa en un platito las almendras trituradas. Pasa los langostinos por la tempura, reboza con la almendra y fríe en aceite de oliva hasta que dore. Añade a la ensalada la salsa de aguacate,  dispón encima los langostinos y sirve. Verás que auténtico.
Leer más...

domingo, 29 de agosto de 2010

Pimientos al natural, en conserva, naturalmente.

Otra posibilidad para conservar los pimientos es hacerlo al natural. En este caso lo hemos hecho con morrones de los grandotes, pero admite cualquier variedad. La receta es muy similar a la de pimientos asados en conserva, tanto que algunas partes son un copia pega de la otra entrada pero, ojo, con la diferencia de que aquí no asamos los pimientos, sino que simplemente los pelamos delicadamente...

Pimientos al natural
Ingredientes:
  • Pimientos morrones
  • Sal
  • Vinagre o limón
Coste: 1,75 €/kg.
Dificultad: Ideal para fontaneros. Si no lo eres, te resultará igual de fácil.

PREPARACION
Quitamos los tallos y las semillas de los pimientos sin abrirlos, presionando el tallo hacia el interior y luego extrayéndolo. Limpiamos de semillas el interior, lavando bajo el grifo. Con la ayuda de un soplete chamuscamos la piel de los pimientos y los envolvemos en papel (de periódico sirve) hasta que enfríen y los pelamos. Lavamos de nuevo bajo el grifo y los ponemos en los tarros, enteros, con un poco de sal y unas gotas de vinagre o limón. Rellenamos con agua hasta casi el borde y ponemos sin tapar al baño maría unos 10 minutos. Tapamos y volvemos a poner al baño maría. Si el agua cubre la totalidad de los envases, vale cualquier posición. Si no lo hace, ponemos primero 15 minutos con la tapa para abajo y luego otros 45 ya con la tapa hacia arriba. En cualquier caso, tienen que hervir una hora. 
Leer más...

sábado, 28 de agosto de 2010

Pimientos asados casi del Bierzo en conserva

Los pimientos son una de nuestras pasiones. Y con esta receta tratamos de aproximarnos a los que cocinan en El Bierzo, zona de  León lindante con Galicia y conocida aquí como la Quinta Provincia. Cuando vamos a Cacabelos, es uno de los platos que no perdonamos. Como consuelo, ahí queda esta receta, que hará que, si la acompañamos de lacón trufado, nos parezca que estamos en Villafranca... 


Pîmientos asados
Ingredientes:
  • Pimientos rojos
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre o limón
Coste: 1,80 €/kg.
Dificultad: No apto para impacientes

PREPARACION
Quitamos los tallos y las semillas de los pimientos sin abrirlos, presionando el tallo hacia el interior y luego extrayéndolo. Limpiamos de semillas el interior, lavando bajo el grifo. Disponemos los pimientos en una bandeja de horno, pintamos con aceite oliva e introducimos 25 minutos en el horno precalentado a 220º. Pasado ese tiempo, damos la vuelta a los pimientos y dejamos otros 10 minutos a la misma temperatura. Sacamos del horno y dejamos enfriar hasta que podamos pelarlos. Ya sin piel, los cortamos en tiras y vamos llenando los tarros, asegurándonos que quedan compactos, pero no aplastados ni forzados. Repartimos la salsa que queda en la bandeja entre los tarros ya llenos añadiendo un poquito de sal y tres gotas de limón o vinagre, Rellenamos con agua hasta casi el borde y ponemos sin tapar al baño maría unos 10 minutos. Tapamos y volvemos a poner al baño maría. Si el agua cubre la totalidad de los envases, vale cualquier posición. Si no lo hace, ponemos primero 15 minutos con la tapa para abajo y luego otros 45 ya con la tapa hacia arriba. En cualquier caso, tienen que hervir una hora. Y ya está. A consumirlos después de que pasen al menos dos días. No son del Bierzo, pero se parecen.
Leer más...

Champiñones aboqueronados (en vinagre)

El día que probamos esta receta nos sentimos como en Madrid, o sea, muy bien. Y es que en esta familia asociamos las tapitas de boquerones en vinagre con las visitas a la Villa y Corte ya que cuando íbamos allá con nuestros padres, era de lo que más nos gustaba, ya que por Galicia no se estilaban tanto. Hoy en día, que ya se pueden comprar incluso preparados en prácticamente cualquier tienda y que, además, sabemos hacerlos en casa (pondremos la receta en el Blog) con boquerones frescos, nos siguen sabiendo mejor en Madrid. Estos champiñones no desmerecen, muy al contrario, son fabulosos, un auténtico manjar. Animaos y a disfrutarlos.


Champiñones en vinagre
Ingredientes: 
  • 1 Bandeja de champiñones laminados
  • 5 dientes de ajo
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal
Coste: 2,00 €
Dificultad: Saber resistirse a meterle mano al tarro durante la maceración


PREPARACION
Lavamos los champiñones a conciencia, escurrimos e introducimos en una tarro cubriéndolos de vinagre con un poco de sal y cerramos la tapa. Se tienen en maceración dos horas, dándoles la vuelta de vez en cuando para asegurarse de que están bien cubiertos por el vinagre. Pasado ese tiempo se escurre el vinagre, se enjuagan los champiñones y se cubren con aceite ya mezclado con el ajo muy picadito y perejil al gusto. Se cierra y se guarda en la nevera. Pasadas 6 horas ya se pueden probar, aunque es recomendable mantenerlos a menos 24 horas. Cuanto más tiempo pasen macerando, más suave se hará la presencia del vinagre, pero eso sí: consumir antes de 72 horas o perderán sabor. Lo dicho: ambrosía.




Receta original en: http://delicatessen-world.blogspot.com/
Leer más...

viernes, 27 de agosto de 2010

Lulas recheadas (o calamares rellenos)

El vecino Portugal ofrece una amplísima variedad gastronómica que a veces desconocemos. Por proximidad a Galicia, a 25 km. de nuestra casa, es uno de nuestros destinos favoritos. Y de norte a sur se puede disfrutar de sus maravillosos productos, del entorno y de su gente, tremendamente hospitalaria. De ahí sale esta receta, simple simple.


Lulas recheadas
Ingredientes:
  • 1kg. de pota
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 1 chorizo fresco
  • 75 h. de jamón en taquitos
  • 1/4 litro de caldo de pescado (vale de brick)
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal 
  • Palillos

Coste: 2,60 €
Dificultad: Poca, poquita, poca 

PREPARACION
Lavamos las potas bajo el grifo. Separamos los tentáculos del cuerpo de la pota y los cortamos al medio. Lavamos bien y reservamos. Limpiamos las potas retirando la tripa, la espina central y se les da la vuelta como a un calcetín. Si te cuesta hacerlo sin que rompan, corta una rodaja del cuerpo de la pota de forma que elimines el estrechamiento que tiene donde antes asomaba la cabeza- Una vez dada la vuelta, lava muy bien raspando ligeramente con el cuchillo para eliminar todo resro del interior de la pota, especialmente la babilla blancuzca que tienen pegada. Dalae de nuevo la vuela a las potas hasta dejarlas en su estado origina. Reserva.

En una sartén pocha la cebolla picada no excesivamente fina junco con el pimiento en dados. Cuando empiece a estar pochada, retira la mitad del preparado y resérvalo. Echa en la sartén el chorizo, el jamón y los tentáculos y un poco de caldo para que no quede seco. Cocina unos 15 min. hasta que el calamar esté tierno. Rellena con él las potas hasta 3/4 partes de su capacidad y ciérralas con un palillo. Coloca en una cazuela las potas recién rellenas junto con un chorretón de aceite, la cebolla y el pimiento restantes y el caldo de pescado. Pon a cocinar a fuego suave unos 35 min. y si ves que la salsa queda muy suelta, añade una cucharadita de harina desleída en 1/2 vasito de agua fría. Rectifica sal. ya está ¡Uma maravilha!
Leer más...

jueves, 26 de agosto de 2010

Campiñones en salsa ibérica

Los champiñones son una delicia. Y admiten muchísimas preparaciones, por lo que ahí os dejamos la primera de las que publicaremos. Se trata de unos sencillos champiñones en salsa, que hemos llamado ibérica porque lleva jamón, toque peninsular sin duda alguna. Nosotros los solemos tomar con "cachelos" que es como llamamos en Galicia a la patata cocida de distintas formas. Los diho: deliciosos.


Champiñones en salsa

Ingredientes: 
  • 1 Bandeja de champiñones
  • 50 g. de jamón en taquitos
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino de blanco
  • 1 guindilla cayena
  • Aceite de oliva
  • Sal o 1 pastilla de caldo
Coste: 2,20 €
Dificultad: Para neófitos

PREPARACION
Pica la cebolla y el ajo y ponlos en una sartén que contenga aceite caliente, junto con la cayena, a la que le habrás quitado antes las pepitas. Deberás cocinarlos hasta que la cebolla se ponga de color marrón, no quemada, sino marrón. De que coja bien el color dependerá el que luego tome el plato. Cuando esté en su punto, añade el vaso de vino blanco y deja cocer hasta que se evapore el alcohol y la salsa resultante espese. Pásalo al vaso de la batidora y tritura bien. En una sartén aparte un poquito de aceite de oliva caliente, pones el jamón y lo cocinas lo justo para que coja colorcito. Retira del fuego y reserva. En el recipiente en el que vayas a cocinar los champiñoes pones a calentar un poco de aceite de oliva y cuando alcance temperatura se lo añades y tapas. Verás que empiezan a soltar líquido y se cubren con el. Es el momento de añadir el jamón con aceite y todo y el cubito de caldo o la sal. Mezcla y cuando veas que el campiñón está casi para comer, viertes la salsa de cebolla y remueves. Déjalo cocer un ratillo hasta que esté a tu gusto. Simplemente magnífico.
Leer más...

miércoles, 25 de agosto de 2010

Risotto Montichiari de setas y langostinos

El risotto es una forma muy popular de preparar el arroz, cada vez con más presencia en nuestros fogones. Acostumbrados como estábamos a tomar paellas y arroz blanco, la posibilidad de variar hace más atractivas este tipo de recetas. Y si en el nombre incorporan el de una ciudad lombarda, se torna más elegante y apetitoso.

Risotto de setas y langostinos
Ingredientes:
  • 3 vasitos de arroz
  • 300 g. de setas congeladas variadas 
  • 12 langostinos medianos
  • 1 cebolla grande
  • 60 g. de mantequilla
  • 60 g. de queso rallado tipo parmesano 
  • 1 vasito de vino blanco
  • Azafrán
Coste: 3,90 Euros
Dificultad: Es necesario poseer cierta habilidad para remover con la cuchara


PREPARACION
Descongela, pela los langostinos y reserva las colas. En una olla con agua prepara un caldo utilizando las cabezas y los caparazones sobrantes de los langostinos. En una cazuela funde la mitad de la mantequilla y rehoga la cebolla finamente picada. Cuando empiece a chisporrotear, incorpora las setas y cocina un poquito, sin que dore demasiado. Añade el arroz y a fuego suave remueve hasta que todos los granos pierdan el color que tienen en crudo, teniendo en cuenta que es fundamental que el arroz no se tueste. Añade un poco del caldo colado y caliente, el vaso de vino blanco y  el azafrán. Tendrás que ir añadiendo caldo a medida que se vaya consumiendo el del arroz y remover cada poco tiempo, pero teniendo en cuenta que el arroz nunca debe de estar seco, pero no quedar caldoso. A los 10 minutos de cocción, añade las colas de los langostinos y remueve. En total, el arroz deberá cocer alrededor de 30 minutos a fuego medio desde que tiene caldo, aunque los mejor es probarlo y retirar de fuego en cuanto empiece a tomar la textura de un risotto, blandito por fuera y consistente por dentro. Añade el resto de la mantequilla y el queso y mezcla. En Brescia estarían orgullosos.
Leer más...

Atún bonito en conserva (aceite de oliva)

Una de las conservas más consumidas en casa es el atún: ensaladas, ensaladillas, bocadillos, rellenos, tortillas y un etc. más o menos largo, pero significativo. El producto en cuestión no es excesivamente caro, salvo que tus gustos se enfoquen hacia las ventrescas o lomos, ambos de bonito. En casa nos lo preparamos nosotros y, como la cosa va de ahorrar, utilizaremos para esta receta tacos de atún congelado que, a 4€ el kg., nos impondrán como única limitación el espacio para guardar los tarros que contengan este bonito atún.


Atún en conserva

Ingredientes:
  • Tacos de atún congelado 
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal de grano medio
Coste: Alrededor de 0,35 € el tarro de la foto
Dificultad: Ninguna, porque el atún ya viene pescado.

PREPARACION
Una vez descongelado el atún, echamos en los tarros un poquito de sal en el fondo y un par de granos de pimienta. Introducimos el atún, forzando un poco para que ajuste bien a las paredes del envase, procurando que quede un espacio de al menos 1,5 cm. entre el pescado y el borde del tarro. Cubrimos con aceite de oliva dejando libre el espacio de antes y con ayuda del mango de una cucharilla separamos el atún del cristal del tarro para que salga el aire y asegurarnos de que el aceite empapa, todo el pescado. Calentamos un par de minutos para que el aceite se dilate y llegue hasta el borde momento en el que cerramos firmemente. Ya solo queda meterlos en la olla a presión unos 25 minutos contados a partir de que alcance su temperatura de trabajo. Procurad, por cierto, que los tarros no toquen directamente el fondo de la olla para que solo reciban el calor del agua. Un cestillo, rejilla, tapa o incluso salvamantel metálico puede servirnos. Probadlo. Está estupendo. 
Leer más...

martes, 24 de agosto de 2010

Galician pie (pastel de carne galaico)

Nos hemos decidido realizar una versión más gallega (porque lleva jamón, chorizo y pimiento), del pastel de carne presentado por el televisivo cocinero Jaimie Oliver en su famoso libro En Casa de Jaimie Oliver. En honor a éste chef extremaremos la higiene y la limpieza en nuestra cocina antes, durante y después de la preparación de esta receta. Seguro que muchos de vosotros me entendéis perfectamente.


Pastel de carne galaico

Ingredientes:
  • 400 gr. de carne picada mezcla cerdo y ternera
  • 1 envase de tacos de jamón
  • 1 chorizo no muy grande y más bien fresco
  • 3 cebollas medianas
  • 3 ramas de apio
  • 1 zanahoria grandota
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de salsa Perrins
  • Azafrán
  • 1 Litro de caldo de carne
  • 1 huevo
  • Masa Quebrada
Coste: 3,90 € (marcas blancas de súper Familia)
Dificultad: 2º de la E.S.O.

PREPARACION
En una cazuela pochamos la cebolla, el pimiento y el apio en trozos grandes y la zanahoria un poco más picada, con abundante aceite, como para una tortilla española. Cuando estén a punto, escurrimos el aceite, dejando solo un poquito en el pochado y añadimos el jamón pasado por el accesorio de picar de la batidora, el chorizo bien picado a mano, la carne y removemos. Añadimos el tomillo, el azafrán y la salsa Perrins, y continuamos removiendo hasta que la carne coja colorcillo y nos perfume la cocina con ese olorcito especiado que soltará. Incorporamos el caldo de carne (vale de brick) y dejamos cocer a fuego lento durante más o menos una hora, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando el caldo haya casi desaparecido, está listo. Hay que dejarlo enfriar, nuestro consejo es que se enfríe tapado y, si es posible, sobre el fogón de la vitro, para que lo haga muy lentamente y coja mejor sabor... (Es preferible continuar con la preparación al día siguiente o pasadas unas horas) Echamos el preparado en un molde de tarta, preferentemente de cristal y cubrimos con la masa quebrada, sellando los bordes contra el molde con ayuda de un tenedor. Decoramos con la masa sobrante y pintamos con huevo batido. Abrimos un agujero en el centro de la masa para que respire y cocinamos alrededor de media hora en el horno precalentado a 190º. Puedes acompañarlo de verduritas, patatas, mucha imaginación, etc. 

Nota: No hemos puesto sal. Con el jamón no la necesita.
Leer más...

Masa aritméticamente quebrada

Qué duda cabe que en ocasiones es práctico tirar de masa comercial, que es muy práctica, económica y útil, además de traer un papel de horno sulfurizado y, a veces, alguna receta. Comodidad aparte, no cuesta tanto atreverse a preparar las masas en casa. Ahorraremos dinero y ganaremos gusto y calidad. Esta masa todo terreno sale muy bien y es muy fácil. Adelante con ella.


Masa quebrada

Ingredientes:
  • 300 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla
  • 1 pocillito de café de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
Dificultad: ¿Pero qué me dices?
Coste: 0,25 €

PREPARACION
Echamos la harina en un bol bien grande, añadimos la mantequilla fundida, el azúcar y la sal. Mezclamos hasta conseguir una masa homogénea y amasamos solo un poquito. Metemos cinco minutos en la nevera tapada para que no nos críe costra y poder trabajarla mejor. Et voilá, masa hecha.


Leer más...

Montando a caballa... en conserva con mayonesa de alcaparras

Lo cierto es que la caballa es uno de esos pescados azules baratos y por cierto, muy bonitos. Cuando sus colores irisados invaden los mostradores de las pescaderías nos sentimos impulsados a que formen parte de nuestro menú. ¿Pero por qué no variar su preparación tradicional y pasarnos al práctico mundo de la conserva, que, además nos permitirá consumirla dónde y cuando queramos?. A continuación, el método para hacerlo. Por si solas ya están buenas, pero si las acompañamos de una patata cocida y mayonesa de alcaparras, nos sentiremos mucho más felices, porque además son buenas para el colesterol. Respecto a éste, el huevo de la mayonesa... no comment.


Caballa en conserva con aceite de oliva


Ingredientes:
  • 3 caballas frescas
  • Aceite de oliva
  • Sal 
  • Azúcar
  • Pimienta negra
  • Vinagre de vino
  • Mayonesa
  • Alcaparras en vinagre
Coste: 3€ (Da para cuatro botes como el de la foto)
Dificultad: Para novicios con ganas de profesar

PREPARACION
Si no lo hicieron en la pescadería, filetea las caballas y corta al tamaño que prefieras. A nosotros nos gustan en filetes pequeñitos, pero se pueden preparar perfectamente en dos filetes por pieza. Lava los filetes en un recipiente con agua y vinagre y sécalos. En un recipiente prepara una mezcla compuesta por 2/3 de sal y 1/3 de azúcar. Espolvorea con un poco de pimienta los lomos y pon sobre la mezcla por el lado de la carne, dejando la piel hacia arriba. Mete en el frigorífico durante dos horas. Transcurrido el tiempo, lava muy bien bajo el grifo los filetes, sécalos cuidadosamente y fríelos ligeramente en aceite de oliva. En el tarro en que los vayas a conservar, echa un par de granos de pimienta (o más según gusto y tamaño del envase), pon los filetes y cubre con aceite de oliva. Calienta ligeramente (un par de minutos) el tarro para que al dilatar el aceite llegue al borde y cierra firmemente. Olla a presión durante 10 minutos desde que resople o bien baño maría unos 35. Ya los tienes.

Mayonesa de alcaparras: tritura alcaparras con la batidora y mezcla suavemente con una mayonesa que hayas hecho sin pasarte con el vinagre o, mejor, con limón. Les va de vicio.



Leer más...

lunes, 23 de agosto de 2010

Ensalada caprese

Io sonno molto felice de presentar la simplona ensalada de tomate con mozzarella, eterna salvadora de cenas y primeros platos sin esfuerzo, rica y apetecible. Observaréis que está totalmente simplificada, sin florituras ni exotismos. Ideal para cenas ligeras o salir del paso.


Ensalada caprese
Ingredientes:
  • 2 tomates
  • 2 bolas de mozzarella fresca (en Lidl, geniales)
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Albahaca y orégano (sirven en frasquitos de especias)
  • Molinillo de sal y finas hierbas (opcional)
Coste: 2 €
Dificultad: ojo con el cuchillo, no te vayas a lastimar.

PREPARACION
Cortamos el tomate en rodajas de un grosor medio y disponemos en una fuente. Regamos con el aceite. Hacemos lo propio con la mozarella en lonchas de más o menos el mismo espesor que las de tomate y colocamos encima de cada rodaja de éste. Damos un toque de especias sobre el queso y ¡listo!

Leer más...

Salmón gratinado aux herbes fines

Nadie podrá negar que un toque francés da a este plato de origen noruego un yo que sé ingles para que alimente bien en español. Es otro plato elegante que decorado con lechuguitas y cositas verdes quedaría mucho más mejor que la presentación viuda de la foto. Pero lo cierto es que se puede quedar como un verdadero virtuoso de la cocina a poco que se sea algo hábil...


Salmón gratinado a las finas hierbas


Ingredientes: 
  • 2 sobres de 150g de salmón ahumado 
  • 1 terrina de queso tipo Philadelfia a las finas hierbas
  • 1 patata
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 chorrito de nata líquida
  • 1 chorrito de leche
  • Mantequilla para untar el molde
  • Eneldo
Coste: 5,10 € (En súper Familia)
Dificultad: Para principiantes

PREPARACION
Freímos la patata en rodajas no muy finas sin que llegue a hacerse del todo. Lo mismo hacemos con la cebolla en rodajas. En un molde redondo desmontable o tipo aro de emplatar sobre una fuente apta para el horno ponemos de fondo el salmón ahumado después las patatas, espolvoreamos con eneldo y ponemos una última capa de aros de cebolla. En un bol mezclamos el queso, la nata y la leche, añadiendo más o menos de esta última hasta conseguir una consistencia similar a la de una crema muy espesa. Vertemos en el molde y alisamos con una cuchara. Al horno precalentado a 180ºC durante unos 10 minutos y después un golpe de grill hasta que se dore. Está de muerte. Decorado sabe mejor. ¡Animo!
Leer más...

domingo, 22 de agosto de 2010

Ensalada finolis de puerros con jamón

En ocasiones nos mola aparentar que sabemos cocinar cosas distintas, con lo que nos enfrentamos a la ensalada de toda la vida e innovamos. Si queremos hacer esto último simulando ser un cocinero impostor (cómo diría mi admirado Falsarius), os dejamos esta receta muy de verano y rica, rica.



Ensalada de puerros y jamón

Ingredientes:
  • 2 puerros grandotes
  • 1/2 cebolleta
  • 4 lonchas de paleta cocida (tipo sandwich, no finas)
  • Mayonesa
  • Mostaza
Coste: 0,95 €
Dificultad: Nula

PREPARACION
Picamos los puerros en juliana fina procurando que nos queden del largo más o menos de las lonchas de jamón york o paleta. Ponemos a cocer 4 o 5 minutos en agua abundante con sal. Pasamos por agua fría, escurrimos muy bien y reservamos. Picamos también en juliana la cebolleta y la mezclamos con los puerros. Cortamos las lonchas de jamón en tiras más o menos de la anchura de las de los puerros y mezclamos todo. A 7 cucharadas de mayonesa, añadimos una de mostaza. Puedes experimentar, normal, de Dijon, en grano... todas valen y salen ricas. Mezclamos con la salsa y, cuando la llevemos a la mesa ponemos cara interesante, como de experto, no se... pero lo cierto es que no quedará nada.



Leer más...

Salsa de tomate (también en conserva)





No tenemos la suerte de tener un proveedor de confianza que nos regale tomates constantemente, a reventar, sin freno, más y más... así que, como alternativa, tenemos que comprarlos. Y si la cosa se tercia, tiramos de bote de tomate triturado (la lata de 800g cuesta 0,52 € en Lidl), que tiene un buen rendimiento porque traen menos agua que los frescos y deberán cocer menos tiempo. Para los que, como nosotros,  tienen hijos notables consumidores de salsa de tomate y que, además,  carecen de un congelador inmenso, ahí va esta recetilla simple susceptible de poner en conserva.


Conserva de salsa de tomate


Ingredientes:
  • 4 latas de tomate natural triturado
  • 1/2 pimiento
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal o  2 cubitos de caldo de verdura
Coste: 2,50 € (da para tres tarros como el de la foto)
Dificultad: Para principiantes

PREPARACION
Ponemos a calentar el aceite en una cazuela grandota. Picamos finamente el ajo (podemos tirar de picadora, que para eso está) y cuando el aceite esté caliente lo echamos al recipiente y dejamos que coja colorcillo. Antes de que se dore, añadimos la cebolla, (pobre cebolla, que pena nos da, nos emociona, nos hace llorar...) también picada finamente con la misma picadora, que podemos usar también para picar el pimiento y echarlo acto seguido a la marmita. Cocinamos a fuego medio hasta que los ingredientes tengan color y añadimos el tomate y la sal o los calditos. Ya solo queda bajar el fuego y tener paciencia hasta que se haga. Lo mejor es probarla y que esté a nuestro gusto.

Para la conserva: esta es una opción muy interesante que nos permitirá disponer de salsa en cualquier momento. La última vez, utilizamos 16 Kg (20 botes) de tomate para hacer un montón de tarros. 

Una vez bien lavados los tarros, se introducen con sus tapas en la olla a presión. Cuando alcance la máxima temperatura y empiece a resoplar como una locomotora angustiada, deja que cuezan los tarros unos diez minutos, así nos aseguraremos su esterilidad. Abre la olla y saca el tarro que vas a llenar con unas pinzas de cocina y sin tocar su interior. rellena con la salsa de tomate que has hecho y que debe de estar cociendo y recién acabada de cocer. Ojo con el cazo que utilices, lo ideal es que haya hervido en una olla. Llena hasta el borde (importante: que no quede nada de hueco) el tarro, toma la tapa de la olla a presión con las pinzas y, también sin tocar su interior, cierra el tarro roscando con fuerza. Lo ideal es que enfríen lentamente, para lo que se pueden envolver con una toalla una vez llenos. Pasado un ratito, los tarros nos saludarán con un "clac", resultado del ligero hundimiento de la tapa metálica a consecuencia del vacío producido. Y listo. Ya tenemos salsa de tomate para usar cuando nos apetezca.

Nota y truco: Se puede sustituir la olla a presión por una convencional, cociendo más tiempo. Al haberse hecho el vacío es muy difícil abrir los tarros. Si un tarro se os resiste, truco sencillo: se pone unos segundos con la tapa metálica sobre el fogón de la vitro (encendido, claro). Observarás que abre con mucha facilidad. La explicación es que la lata de tapa tiene distinto coeficiente de dilatación que el vidrio, con lo que lo hace antes y es mucho más fácil abrirla.

Leer más...