Páginas

lunes, 31 de enero de 2011

Salchichas a la barrica del vino blanco

¿Quién no ha estado en alguna ocasión con pocas ganas de darle a la cocina?. Posiblemente todos. Esta es una alternativa a la apertura de una lata, rápida y rica. Por cierto, con unas patatas cocidas (ya hablaremos en otra ocasión de como se hacen los cachelos gallegos) están de vicio. 


Salchichas al vino
Ingredientes:

  • 1 bandeja de salchichas frescas (utilizamos salchichas con pimentón y sin tripa de Mercadona)
  • 2 hojitas de laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva
Coste: 2,80 €
Dificultad: Apta para torpes


PREPARACION
Freímos en aceite de oliva las salchichas ligeramente saladas. Cuando estén casi a punto añadimos el vino blanco junto con el laurel. Dejamos cocinar a fuego lento hasta que se evapore el alcohol. Si la salsa disminuye mucho, ponemos un pelín más de vino. Decorar con perejil picado. Listo.
Leer más...

sábado, 29 de enero de 2011

Limonada castiza (casi de Chamberí)

Desde nuestros tiempos de estudiantes no habíamos vuelto a probar la Limonada Madrileña, salvo en una ocasión, hace unos años, en la Plaza Mayor. La echábamos de menos y, a fuerza de abstinencia, la teníamos prácticamente olvidada hasta que... ¡Aparece en el blog Velocidad Cuchara!. Copiamos la receta, la hicimos, nos gustó y en este momento estamos redactando esta entrada mientras disfrutamos de una copita. Como si estuviésemos en Chamberí.

Limonada castiza
Ingredientes: 

  • 1 l. de vino blanco (utilizamos vino joven de mesa de la zona de Ribeiro, pero no D.O.)
  • 100 g. de azúcar
  • 1 palito de canela
  • 2 limones
  • 2 sobres de gasificante (utilizamos los litines azules de Mercadona)
  • Fruta para decorar la jarra

Coste: 1 € (Dependiendo del vino)
Dificultad: Palabra desconocida en esta receta

PREPARACION
24 horas antes de su consumo ponemos a macerar el vino con el palito de canela y el azúcar. Al día siguiente mezclamos el zumo de dos limones con 1 l. de agua,  los sobres de gasificante, incorporamos el vino y removemos. Utilizaremos las frutas para decorar como si de una sangría se tratase.

Decoración de la copa: si queremos decorar la copa como en la foto, es tan simple como mojar el borde en un platillo con un pelín de agua y seguidamente apoyar en otro plato que contenga una capita de azúcar. Dependiendo del líquido del primer platito obtendremos el color: zumo de naranja, pipermint, granadina, etc. La imaginación al poder.
Print
Leer más...

viernes, 28 de enero de 2011

Limando limones

Porque esta receta también se puede hacer con limas, pomelos amarillos e, incluso, con pomelos rojos. Se utiliza para hacer tajin (طجين ), el típico plato árabe que se cocina en las cazuelas de barro con tapa cónica, pero también como aderezo de pesados e incluso para comer tal cual, una vez lavado para eliminar el exceso de sal.

En realidad es una conserva de limones en salmuera a la que le podemos añadir distintas especias que le darán sabores variados. Nosotros solemos hacerlos solamente con sal, con laurel y pimientas variadas y con pimientas, canela y clavo. Están muy buenos y dotan a los platos de un sabor muy especial.


Limones en conserva
Ingredientes:

  • Limones
  • Sal de grano medio
  • Pimientas variadas
  • Clavo en grano
  • Laurel
  • Palitos de canela

Dificultad: Rien de rien

PREPARACION
Lavamos a conciencia los limones con cepillo o estropajo, sobre todo si son comerciales, ya que suelen traer un tratamiento que los hace más agradables a la vista y ayuda a protegerlos, generalmente una cera. Ponemos a hervir agua en un cazo y cuando llegue a ebullición metemos los limones o cítricos que queremos conservar. Los dejamos 5 minutos contados desde que los ponemos en el agua, retiramos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Cuando estén fríos eliminamos las puntas, cortamos en 8 gajos cada limón y quitamos las pepitas. En cada tarro ponemos una capita de sal en el fondo y vamos rellenado con los gajos, poniendo sal entre gajo y gajo, es decir: capa de gajos, capita de sal y así sucesivamente hasta llenar el bote. Ponemos las especias que deseamos, rellenamos hasta el borde con zumo de limón (o del cítrico que hayamos envasado), nos aseguramos de que salgan las burbujas de aire que puedan quedar en el envase y tapamos.

Esterilizaremos 5 minutos en olla a presión. Para que podamos consumirlos, deberemos de dejar macerar al menos cuatro semanas, aunque lo ideal es que sean 6 o más. Guardaremos en un lugar fresco y oscuro y, durante el período de maceración le daremos la vuelta al tarro una vez por semana. 
Print
Leer más...

miércoles, 26 de enero de 2011

Tartaletas piquilleras de morcilla

En el blog La cocina paso a paso hemos visto esta receta que nos encantó. Es una forma muy peculiar de cocinar morcillas (en nuestro caso de Burgos) que en teoría es ideal para un aperitivo, pero que en la práctica sirve de cena, porque es un plato contundente. A nosotros una morcilla y una lata de pimientos nos dieron para llenar seis tartaletas. Y que buenas estaban, oiga.


Tartaletas de morcilla con piquillos

Ingredientes: 
  • 1 morcilla de Burgos
  • 1 lata de pimientos del piquillo
  • 6 tartaletas
  • Azúcar
  • Sal

Coste: 3,80 € (Ingredientes de Eroski Center)
Dificultad: Nones

PREPARACION
Caramelizamos los pimientos: sacamos de la lata, escurrimos y reservamos el líquido, limpiamos de pepitas y ponemos en una sartén a fuego medio con una cucharada de aceite. Pasados un par de minutos añadimos una cucharadita de sal y tres de azúcar. Mezclamos agitando la sartén para no machacar los pimientos y cocinamos tres minutos más. Añadimos el líquido que traía la lata y ponemos a cocinar a fuego mínimo. En unos quince o veinte minutos estarán en su punto, dependiendo del tipo de pimiento. Así ya están buenísimos, pero hay que reservarlos para terminar el plato, cortándolos, eso si, en juliana.

Ponemos las tartaletas a calentar en el horno, con cuidado de que no se quemen y vamos a preparar la morcilla: sacamos de su tripa, deshacemos y ponemos a cocinar a fuego medio en una sartén con una cucharada de aceite. Cuando esté casi hecha añadimos los piquillos , mezclamos y dejamos que termine de hacerse.

Ya solo queda rellenar las tartaletas y disfrutar de este sencillo y rico plato.
Print
Leer más...

martes, 25 de enero de 2011

De berenjenas, aguas ácidas y tonos verdosos

Varias veces hemos hablado en este blog de lo conveniente de quitar el agua ácida de las berenjenas antes de su cocinado.

¡Pero si nadie lo hace! -respuesta familiar-. Total, que con la excusa de una mousaka, nos guardamos el resultado de quitar la dichosa agua para mostrar a los escépticos que venían a comer. En fin, que nosotros muy ufanos con la bandeja, la sal y el agüita de color verde, convencidos de la impresión que causaríamos... todo en vano. Yo no lo noto -afirmación del convidado- Puede ser que como no cocino berenjenas (aquí tenéis que imaginar unas carcajadas guasonas).

Bien, pues no nos resignamos. Así que vamos a compartir en esta entrada el resultado de la preparación de las berenjenas para nuestra última mousaka. 



Después de 1/2 hora con sal
Si las berenjenas son para consumir en mitades, las ponemos directamente con la pulpa sobre la sal. En caso de tratarse de rodajas las colocamos en una bandeja sobre sal de granos medio, echamos un poco más de sal, ponemos otra capa de berenjenas y así sucesivamente. No es preciso cubrir de sal, solamente que todas las rodajas la toquen. Si tienes prisa, ponles un peso encima, tipo brick de leche. De lo contrario, espera más o menos 1 hora. De esta forma les quitaremos el agua ácida, de color verdoso y en una cantidad que os sorprenderá.

Así se queda la sal

Print
Leer más...

lunes, 24 de enero de 2011

Sopa de gambones derrochona

Dentro de nuestra declarada intención de hacer cocina económica intentamos no gastarnos más de 6 € por receta de 5 raciones. Y lo vamos consiguiendo. Sin embargo, en este caso, Falsarius nos metió un gol por la escuadra, porque al ver este plato publicado en su blog no pudimos sustraernos a la necesidad de probar. Un derroche. Y un vicio, porque está de buena...



Sopa de gambones
Ingredientes: 

  • 1 brick de 1 l. de caldo de paella con sofrito El Aneto (imprescindible esta marca por su sabor y el sofrito)
  • 8 gambones congelados (pueden sustituirse por langostinos)
  • 90 g. de fideo cabellín (el más finito)

Coste: 12,60 € (Ingredientes de supermercado Gadis)
Dificultad: Si no sabes pelar gambones sí que puede haber alguna


PREPARACION
Descongelamos los gambones, los pelamos y los troceamos. Los ponemos en una olla y vertemos el caldo, calentamos y cuando empiece a hervir incorporamos el fideo. Dejaremos cocer a fuego medio-bajo para que no se nos concentre demasiado la sopa. Tan pronto estén listos los fideos podremos servir.
Print
Leer más...

viernes, 21 de enero de 2011

Cebollitas lacrimógenas en vinagre

Es más que probable que en alguna ocasión hayáis probado las cebollas en vinagre. Si son de tipo comercial os podemos asegurar que no tienen nada que ver en cuestión de sabor con las que os proponemos en esta receta. Hemos utilizado cebollitas de las llamadas "francesas", que tienen un sabor agridulce y no son demasiado fuertes, pero que al pelar nos hicieron recordar a base de lágrimas a todas las cebollas que hemos torturado en nuestras aventuras culinarias. Como vinagre usamos el de vino blanco normal y corriente, si bien este preparado admite casi cualquiera, aunque no probamos los balsámicos, que nos pega que no le quedarán muy bien. Admite, además, variantes en las cebollas, que pueden ser más ácidas, moradas, cebolletas y también en las especias: laurel, romero, tomillo... Es cuestión de experimentar e ir probando.


Cebollitas en vinagre

Ingredientes:

  • 1 kg. de cebollitas
  • 1 l. de vinagre
  • 2 cucharadas de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 clavos (bote de especias)

Coste: 1,40 € (ingredientes de supermercado Familia)
Dificultad: Si alguien la encuentra ganará un premio de este Blog.


PREPARACION
Pelamos las cebollitas, retirando no solo la piel sino además la primera capa de cebolla. En una olla calentamos agua y cuando hierva ponemos a blanquear las cebollitas de 5 a 7 minutos. Es importante que queden enteras, por lo que ojo con el tiempo de cocción. Retiramos del agua y reservamos. Aprovechando el mismo recipiente, ya vacío de agua, vertemos el vinagre junto con la sal, el azúcar y los clavos. Llevamos a ebullición y en ese momento incorporamos las cebollitas y retiramos del fuego. Cuando la temperatura nos lo permita las metemos en los tarros y llenamos hasta el borde con el vinagre. Es conveniente hacerlo mientas está bastante caliente. Tapamos firmemente y esterilizamos 4 minutos en olla a presión o 20 en olla convencional. Guardamos en lugar oscuro y dejamos macerar 3 semanas antes de consumir. Ya nos contaréis.
Print
Leer más...

jueves, 20 de enero de 2011

Mejillones a la supervinagreta de batea

La vinculación de Vigo al mar es innegable. Desde sus costas oteamos las Islas Cíes y su ría es un hervidero de vida marina, que hacen de la pesca deportiva una afición de la que esta familia participa. Poseedora del mayor puerto pesquero de Europa, esta ciudad tiene en sus mares no solo el tesoro escondido de lo galeones hundidos en épicas batallas navales, aquellos que el Capitán Nemo vino a recuperar según narraba Julio Verne, sino otro muy valioso pero a la vez asequible: el mejillón. Pariente pobre del marisco, quizás por su precio contenido, ya solo se consume el cultivado debido a su excelente calidad y sabor que no tiene en absoluto nada que envidiar al salvaje. Y fijaos: esta mañana, en la pescadería del súper estaban a ¡1 € el kg.!. De acuerdo que no eran muy grandes, pero de ricos, ¡jolín, qué ricos!


Mejillones en supervinagreta
Ingredientes: 

  • 1 kg. de mejillones
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cebolleta
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 4 pepinillos agridulces en vinagre
  • 5 aceitunas
  • 8 alcaparras en vinagre
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre blanco
  • Sal

Coste: 1,25 €
Dificultad: ¡Venga ya...!


PREPARACION
Limpiamos los mejillones, quitando  las "barbas" y, si es preciso, las lapas de su concha, que salen fácilmente con la mano. Los ponemos al fuego SIN AGUA en una olla grande junto con el laurel y tapamos. Se cubrirán de agua y se harán enseguida. Vigilaremos para que no se pasen, por lo que tan pronto como estén hechos retiramos del líquido de cocción.

Para la vinagreta ponemos vinagre con sal, echamos aceite removiendo para que emulsione. todo en las proporciones que más nos guste. Seguidamente ponemos el resto de los ingredientes muy picaditos y procurando que el pimiento no lleve la parte blanca que tiene a veces en su interior. Mezclamos bien y dejamos macerar unas horas en el frigorífico. Antes de servir probamos y, si es preciso, rectificamos de aceite, vinagre y sal. Exquisitos.
Print
Leer más...

miércoles, 19 de enero de 2011

Pelar granada

Probablemente todos nos hemos visto en la tesitura de pelar una granada. Con la técnica que nosotros conocíamos (cortar y desgranar a mano) es un auténtico mal rollo que nos quita las ganas de comer esta fruta. En un viaje a Túnez, hace ya unos años, nos encontramos con auténticas ensaladeras llenas de granos de granada, listos para comer. En nuestra ignorancia pensamos ¡vaya trabajo!, mientras, eso sí, no la perdonamos en ningún desayuno.

¿Y por qué ese preámbulo?. Pues para justificar la cara de lelos que se nos quedó después de buscar en Internet "pelar granada". Siempre hay algo pendiente de aprender, pero esto... ¡Hala, a reírse.!






Como pelar una granada (YouTube)


Granada



Leer más...

martes, 18 de enero de 2011

Boloñesa coqueta y muy bien conservada

En alguna ocasión os comentamos la especial predilección que sentimos por hacer salsas ricas (y muy útiles en las familias que tenemos niños: te salvan una comida en un santiamén) poniéndolas en conserva. Tienen la ventaja de estar mucho más buenas que las comerciales, son más económicas y se guardan la mar de bien. De la socorrida salsa boloñesa existen, además de la versión original, un montón de variantes. O sea, que todos tenemos nuestra versión, por lo que ahí va la nuestra.

Salsa boloñesa en conserva
Ingredientes: 

  • 4 kg de tomates o 4 botes grandes de tomate triturado
  • 2 cebollas grandotas
  • 2 zanahorias
  • 1 manojo de perejil
  • 400 g. de carne picada mixta (cerdo y ternera)
  • 1 bandejita de tacos de jamón
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • 75 g. de mantequilla
  • 1/2 l. de caldo de carne
  • Aceite de oliva
  • Orégano (bote de especias)
  • Sal

Coste: 6,00 € (Ingredientes de supermercado Familia)
Dificultad: Poca tirando a muy poca.

PREPARACION
En una olla ponemos a calentar a fuego medio 6 cucharadas de aceite y la mantequilla. Añadimos la cebolla picada junto con un poco de sal, para ayudarla a "sudar" y cuando empiece a tomar color incorporamos la zanahoria y el perejil, ambos picados. En el momento en que las verduras estén hechas, agregamos la carne, el jamón y el orégano, rehogamos bien y dejamos que se cocine. Cuando las carnes estén hechas vertemos el vino, removemos y dejamos que se evapore el alcohol, para después incorporar el tomate y el caldo, mezclar bien y dejar cocinar a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando y con la olla destapada hasta que la salsa espese a nuestro gusto, lo cual ocurrirá pasada 1 hora si usamos tomate de bote y más o menos 1 hora y 1/2 si el tomate es natural.

Conserva: esterilizamos los botes de cristal y sus tapas en la olla a presión unos 5 minutos. Llenamos con la salsa caliente justo hasta el borde y tapamos enroscando con fuerza. Introducimos de nuevo 5 minutos en la olla a presión y listo. Es conveniente sacarlos de la olla inmediatamente una vez transcurrido el tiempo de esterilización. Dejamos enfriar envueltos en un toallón para que el proceso sea lento. Antes de guardarlos comprobaremos que la tapa está ligeramente combada hacia el interior del tarro. Ello significa que el cierre es hermético porque se ha hecho el vacío. Si alguno tiene la tapa floja o no combada, debemos repetir el proceso, probablemente descartando esa tapa o bien congelar.
Print
Leer más...

lunes, 17 de enero de 2011

Flan del cuñado

Esta receta se la dedicamos al mayor fan de los flanes de esta familia: nuestro cuñado Jose. Lo cierto es que le gustan mucho y, siempre que puede, los alaba... y los cata. No hay nada mejor que cocinar para alguien que aprecia de verdad lo cocinado, por lo que, si nos permitís el símil taurino ¡Jose, va por tí!

Flan del cuñado
Ingredientes: 

  • 8 huevos
  • 800 ml. de leche entera
  • 10 cucharadas de azúcar
  • 1/2 limón
  • 1 palito de canela (opcional, pero le queda muy bien)
Coste: 1 € (No es broma) Ingredientes comprados en súper Familia
Dificultad: el que después de probar esta receta siga comprando flanes comerciales con la excusa de que  es difícil de hacer, queda condenado a trabajos forzados.

PREPARACION
En una bandeja de horno o fuente echamos agua de forma que nos cubra hasta la mitad el molde en el que haremos el flan. Ponemos en el horno a mitad de altura y precalentamos a tope de temperatura.

Para caramelizar el molde (en nuestro caso de cristal, muy aconsejable): si nos gusta mucho el jugo en el flan, ponemos dos cucharadas de azúcar. Si no, con una es suficiente. Echamos un chorrito de zumo de limón, un par de cucharadas de agua y ponemos al fuego hasta que la mezcla se convierta en caramelo. Cuando esté casi hecho vamos moviendo el molde con las manos, inclinando a un lado y a otro de forma que el caramelo se distribuya no solo por la base sino también por las paredes, más o menos 1,5 cm. de altura. Dejamos enfriar. Si queremos evitar este proceso, podemos usar caramelo líquido comercial, pero es una pena

Los huevos: separamos 6 yemas y las batimos junto con 2 huevos enteros. Reservamos en un recipiente en que podamos añadir la leche sin que se desborde la mezcla.

La leche: la ponemos a hervir en un cazo la junto con la corteza del limón, 8 cucharadas de azúcar y la ramita de canela. Cuando la leche suba, retiramos del fuego, esperamos a que baje y la volvemos a calentar hasta que suba otra vez, que es cuando retiraremos del fuego definitivamente.

Vertemos la leche sobre los huevos batidos removiendo al mismo tiempo, con el fin de que no se cuaje nuestra mezcla. Ponemos en el molde y metemos en el horno al baño maría, bajando la temperatura a 150ºC. Dejamos cocer 45 minutos y apagamos el horno, pero no quitamos el flan hasta que esté casi frío. Ponemos en la nevera y consumimos al día siguiente. De vicio


Print
Leer más...

viernes, 14 de enero de 2011

Calabaza con bacon saltimbanqui

¿Sabes lo que son las obsesiones culinarias?. Pues esas que tienen lugar cuando al ver una receta sientes unas irrefrenables ganas de hacerla. Es un sinvivir. Todo el tiempo pensando en los ingredientes, su preparación y tal y tal, que diría el famoso. Eso es lo que nos ha ocurrido con este plato que hemos visto en Mercado Calabajío. Ha salido magnífico, así que a ti, lector de este humilde blog, te emplazamos a que te obsesiones un poquito y disfrutes de esta exquisitez.


Salteado de calabaza con bacon


Ingredientes:

  • 1 kg. de calabaza
  • 8 lonchas de bacon ahumado
  • 2 cebolletas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 5 ñoras o pimientos choriceros secos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino blanco
  • Cominos (bote de especias)
  • Perejil para decorar

Coste: 3,00 € (Ingredientes de Supermercados Froiz)
Dificultad: Fácil, facilona


PREPARACION
Ponemos los pimientos choriceros a hidratar durante una hora en un recipiente con abundante agua caliente.

Ponemos al fuego una olla con abundante agua y un puñadito de sal y llevamos a ebullición. Mientras tanto  partimos la calabaza, retiramos las pepitas y la carne aledaña a ellas, de forma que nos quedemos solo con la carne dura y consistente. Pelamos y cortamos en dados. Cuando el agua hierva, ponemos la calabaza y dejamos cocer entre 5 y 7 minutos. Este tiempo es fundamental y deberemos comprobar la cocción del producto: tan pronto como esté "al dente" retiraremos del fuego y escurriremos. Si se hace mucho estropearemos el plato.

Vamos con la vinagreta: una vez pasado el tiempo de hidratación, abrimos los pimientos choriceros, retiramos las simientes y sacamos la carne raspando con un cuchillo la piel por la parte interior. En el mortero (preferentemente de piedra) machacamos el ajo, un poco de sal y cominos al gusto. Añadimos un poquito de aceite de oliva, machacamos un poco más e incorporamos la carne de pimiento choricero. Ahora ya ponemos aceite de manera que quede un majado rico y, finalmente, un poco de vinagre, que dará el toque final. Para saber si está bueno y a nuestro gusto, nada mejor que probarlo. Ojo, que picará un poquillo el ajo.

En una sartén o cazuela amplia que previamente habremos puesto al fuego con un poco de aceite echamos la cebolleta picada y el bacon cortado en tiras. Dejamos que se hagan y, cuando estén en su punto, añadimos la calabaza. Dejamos saltear durante unos 5 minutos, agitando vigorosamente la sartén para que todo se mezcle, pero sin remover con cuchara para evitar que la calabaza se deshaga. Pasado ese tiempo, incorporamos el majado y aplicamos la premisa anterior: bien mezclado, pero sin cuchara. Cocinamos unos 3 minutos y emplatamos, decorando con un poquito de perejil. 
Print
Leer más...

lunes, 10 de enero de 2011

Sopa de cerveza de Plzeň

De nuestras estancias por la República Checa nos hemos traído, además de gratos recuerdos, un cargamento de recetas. La cocina checa está muy influenciada por Alemania y Hungría, además de Eslovaquia, como no podía ser de otra manera. La receta de hoy es, fiel a nuestros principios, muy simple. Tiene un gusto peculiar y es una forma de hacer cocina internacional en 15 minutos, lo que no deja de ser interesante para alardear de internacionalidad delante de nuestros invitados.

Sopa checa de cerveza
Ingredientes: 

  • 1/2 litro de cerveza (vale cualquiera, aunque las tipo lager desmerecen un poco la receta, mejor tipo pilsen)
  • 1/2 litro de agua
  • 50 g. de mantequilla
  • 50 g. de uvas pasas
  • 30 g. de almendras molidas
  • 100 g. de pan negro (vale moreno o también centeno)
  • Sal
  • Nuez moscada
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • Perejil para decorar

Coste: 1,15 €
Dificultad: Pero ¡por favor! ¿qué hay de dificultoso en esta receta?


PREPARACION
En una olla mezclamos el agua y la cerveza, ponemos el pan en daditos y llevamos a ebullición sin dejar de remover. Ponemos una pizca de sal y otra de nuez moscada (con ésta especia hay que medirse para no destrozar la sopa) y añadimos el resto de los ingredientes. Dejamos cocer a fuego medio 10 minutos, rectificamos de sal y ya está. ¿Es o no es facilona?. ¡Hala, a ponerse morados!.
Leer más...

jueves, 6 de enero de 2011

Tiramisú mandarínico

Esta receta que hemos visto el el portal Mercado Calabajío es simplemente magnífica. Save y cremosa, ligera y rica, es perfectamente recomendable como postre de un día de fiesta. Teniendo en cuenta que es muy sencilla de hacer, sirve como postre normal o de diario, aunque, avisamos muy seriamente, es muy difícil conformarse con una única ración...


Tiramisú de mandarina


Ingredientes: 

  • 5 huevos
  • 2 tarrinas de queso mascarpone (500 g.)
  • 1 cucharada de licor de mandarina (receta aquí)
  • 1 kg. de mandarinas
  • 1 bolsa de bizcochos de soletilla
  • 2 cuharadas de azúcar
  • 1 bolsa de pepitas de chocolate
Coste: 4,20 €
Dificultad: Simple


PREPARACION
Separamos claras y yemas. Montamos las claras a punto de nieve, cuanto más espesas mejor. En un bol aparte blanqueamos las yemas batiendo con el azúcar hasta que aumenten de volumen y espesen. Añadimos el licor de mandarina (puede ser comercial, aunque el casero está de vicio), mezclamos bien. Finalmente ponemos el queso mascarpone e integramos bien con las yemas. Incorporamos con suavidad las claras montadas (para que no se bajen) y reservamos.
En un molde colocamos una capa de bizcochos de soletilla previamente empapados uno a uno en zumo de mandarina. No es necesario empapar mucho. Cubrimos la primera capa de bizcochos con la mezcla de huevos y mascarpone y ponemos otra capa de bizcochos. Volvemos a cubrir con la crema, tapamos con film plástico transparente de cocina y a la nevera. Deberemos dejarlo enfriar al menos 12 horas. En el momento de servir decoramos con las pepitas de chocolate.
Print
Leer más...

martes, 4 de enero de 2011

Berenjenas islandesas

Con bacalao de Islandia, por supuesto. A quien le guste la berenjena podrá confirmar que tiene buen gusto a poco que pruebe esta preparación. Es un plato contundente y muy sabroso. De los de fin de semana, vamos.


Berenjena Islandesa
Ingredientes:

  • 3 berenjenas
  • 2 postas de bacalao desalado
  • 1 cebolla hermosa
  • Salsa de tomate (receta aquí)
  • 1 bolsa de queso de gratinar (usamos mezcla de 4 quesos)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Coste: 2,00 € (Ingredientes comprados en Lidl)
Dificultad: Un poquito más de la que estamos acostumbrados


PREPARACION
Empezamos con las berenjenas. Las cortamos a la mitad longitudinalmente y, atención, hacemos una operación que a algunos se les escapa: quitarles el agua ácida. Para ello las ponemos sobre una capa de abundante sal por el lado de la pulpa durante más o menos una hora. Veremos que dejan una cantidad de líquido de color verdoso. Esta simple operación hará que la carne de la berenjena sea dulce y rica. Las lavamos debajo del grifo para retirarles la sal que se haya quedado pegada, secamos levemente, hacemos unas incisiones en la pulpa en forma de rombo con el fin de que podamos quitar la carne más fácilmente una vez cocinadas, ponemos en la bandeja, regamos con aceite de oliva y cocinamos en el horno a 180ºC durante 45 minutos. Una vez hechas, vaciamos  la pulpa con ayuda de una cuchara con cuidado de no dañar la piel y picamos a un tamaño medio. Reservamos.

Vamos con el bacalao: simplemente ponemos las postas en un cazo al fuego con agua fría procurando que queden con la piel hacia abajo. Cuando el agua rompa a hervir retiramos del fuego y sacamos las postas de cazo, esperamos a que enfríen y desmigamos. Reservamos.

Y finalmente, el relleno. Ponemos a calentar a fuego medio 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté calentito, echamos la cebolla picada no muy finamente. Tan pronto como coja color, ponemos el bacalao desmigado y dejamos pasar un par de minutos. Añadimos las berenjenas y les damos otro par de minutos de cocción. Solo nos queda poner la salsa de tomate, algo así como un par de vasos, aunque la cantidad será siempre al gusto del cocinero. Si vemos que nos queda escasa, siempre podremos poner un poquito más durante los 15 minutos que cocinaremos el guiso.

Pasado ese tiempo, pondremos las pieles de la berenjena en la bandeja de horno, rellenamos con nuestro guiso y cubrimos con una capa de queso rallado. Gratinamos en el horno y listo. Emplataremos poniendo un poquito de salsa de tomate en el fondo del plato, con la berenjena encima. Que os aproveche.
Print
Leer más...

lunes, 3 de enero de 2011

Merluza Jabulani

El otro día leíamos en la prensa que España intercambiaba cuota de pesca de otras especies por merluza. Claro está que este "Lucio de mar", que decían los romanos, tiene una especial aceptación por estos pagos. No obstante, en esta receta nos hemos decantado por una merluza de El Cabo, que es como se conoce a las que se pescan en la zona de Sudáfrica y Namibia. Hemos comprado una merluza congelada entera marca Pescanova, sin hielo, blanquita y con muy buena pinta. La hemos cocinado y el resultado ha sido este. 




Merluza Jabulani


Ingredientes: 

  • 6 rodajas de merluza
  • 6 langostinos
  • 1 cebolla hermosota
  • 4 patatas medianas
  • 3/4 de pimiento rojo 
  • 1/2 zanahoria 
  • 1 puñadito de guisantes
  • 1/2 vaso de vino blanco ácido (ribeiro, albariño o similar)
  • 1 l. de caldo o fumet de pescado
  • 1 cucharada de harina
  • Aceite de oliva
  • Azafrán
  • Sal
Coste: 5,50 €
Dificultad: Para principiantes ansiosos por hacer un plato de lujo

PREPARACION
Pelamos y cortamos las patatas en rodajas de 1 cm. Las freímos en aceite de oliva hasta que estén casi hechas, sin que se doren, retiramos del fuego, escurrimos y reservamos. Picamos la cebolla y la ponemos a sofreír en una cazuela con cinco cucharadas de aceite de oliva. Ponemos un poco de sal para ayudar a la cebolla a soltar su jugo y añadimos la zanahoria y el pimiento, ambos picados. Cuando empiecen a estar hechos, ponemos la harina y la cocinamos un poquito. Es el momento de verter el vino y dejar que se evapore su alcohol. Retiramos del fuego y reservamos en un recipiente aparte. En la misma cazuela cubrimos el fondo con las patatas, sobre ellas ponemos las rodajas de merluza y entre las rodajas repartimos el sofrito. Sobre éste ponemos los langostinos. Ya solo nos queda añadir el azafrán, los guisantes y el caldo, de forma que cubra muy ligeramente la merluza. Cocinaremos semitapado a fuego medio durante unos 10 minutos, vigilando que el caldo no se seque, pero sin inundar el guiso. Cuando la merluza esté hecha retiramos del fuego, tapamos completamente y dejamos reposar unos minutos antes de servir. 
Print
Leer más...