Páginas

domingo, 4 de noviembre de 2012

Buñuelos de crema (y algo de miedo, que es Samaín)

En estas fechas tan especiales ellas, hay postres que en una casa gallega no pueden faltar: filloas, huesos de santo, huesos de difunto, buñuelos... A fuer de ser menos tétricos nos hemos decidido por estos últimos, que son facilones de hacer y se devoran en un pis pas. Como no es muy probable que con la crisis existente nos vayamos de vacaciones a algún lugar donde se pueda lucir tipo, nos traen al fresco las calorías adicionales que nos vamos a poner encima. La otra alternatva es un golpe de suerte en forma de Euromillones o similar, en cuyo caso podremos ir a tomar el sol a alguna playa paradisíaca y sinceramente, el tipito nos importa tres pimientos...


Buñuelos de crema
Ingredientes:

-- Para la masa:
  • 280 g. de harina común
  • 1 paquetito de levadura prensada (25 g., la típica que venden en el súper)
  • 1/4 l. de agua 
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Aceite de oliva

-- Para la crema:
  • 100 g. de azúcar
  • 1/2 l. de leche
  • 50 g. de espesante o maizena
  • 3 huevos

Dificultad: Poca

PREPARACION

Preparamos la masa deshaciendo la levadura en el agua templada y añadiendo ésta a la harina hasta que formen una masa homogénea y que será bastante líquida. Dejamos reposar al menos media hora en un bol tapado con un papel film de plástico. Aumentará mucho de volumen.

Calentamos el aceite sin que alcance una temperatura como para que nos queme los buñuelos y vamos depositando porciones de masa con la ayuda de dos cucharas. Hincharán enseguida. Procuramos que se doren y retiramos a una bandeja con papel absorbente.

Para la crema mezclamos todos los ingredientes salvo la leche hasta conseguir una crema homogénea. Ponemos a fuego medio y vamos añadiendo la leche templada sin dejar de remover. Es conveniente vigilar el fuego. Probablemente habrá que bajarlo para que no se nos queme la preparación. Cuando la crema adquiera la consistencia deseada retiramos del fuego y dejamos atemperar.

Es cuestión ahora de rellenar los buñuelos por el método que más os guste. Nosotros utilizamos una jeringa bastante grande y pinchamos por la base hasta llenar el pastelillo. Se pueden cortar, etc.

Espolvoremaos con azúcar glas (o del normal si no tenemos) y ya está.

Print

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada