Páginas

sábado, 24 de septiembre de 2011

Pimientos rellenos gratificantes

Ahí los tenéis: recién saliditos del horno. Los pimientos rellenos son un plato muy común y socorrido, rico, sanote (dependiendo del relleno, claro) y muy, muy agradecido. En este caso hemos optado por la carne con pasas. Existe la opción de añadirle piñones, pero su precio hace decaer los ánimos al más pintado. Y es que cuatro euros una bolsita de piñones tamaño lenteja no deja de ser disuasorio ¿será éste el oscuro propósito de cualquier conjura de algún contubernio internacional?¿Será por la pertinaz sequía?. Bueno, pues ¡queda inaugurado este plato!.

Pimientos rellenos
Ingredientes:

  • 4 pimientos rojos, que no sean puntiagudos para que se sostengan de pie
  • 300 g. de carne picada mixta (ternera y cerdo)
  • 1 tarrina de taquitos de jamón
  • 1 tarrina de taquitos de bacon
  • 1 cebolla
  • 50 g. de pasas sultanas
  • Tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta molida
Coste: 6 €
Dificultad: Inexistente 

PREPARACION
Lavamos los pimientos, cortamos la parte de arriba con un cuchillo con el fin de formar una tapa con su rabito a modo de boina. Eliminamos las semillas y las telillas blancas del interior. Reservamos a la vez que precalentamos el horno a 185ºC..


En una sartén calentamos tres cucharadas de aceite y sofreímos la cebolla hasta que empiece a ponerse transparente. Picamos el bacon y el jamón en la picadora eléctrica, mezclamos con la carne y ponemos en la sartén. Freímos hasta que la carne coja color. Incorporamos las pasas y cuatro cucharadas de tomate frito (si es casero, miel sobre hojuelas). Cocinamos durante cinco minutos y ya tenemos el relleno.

Ya solo nos queda rellenar los pimientos, taparlos con sus "boinas", pintarlos con un poquito (muy poquito) de aceite de oliva y hornear durante unos 40 minutos. Es preferible ponerlos en el cuarto inferior del horno para que las resistencias del grill no nos los quemen. Cuando termine la cocción, dejamos enfriar el horno con los pimientos dentro para que "suden", así soltarán su jugo y se despegará la piel. A la hora de  servir, si es que han enfriado, golpe de microondas y santas pascuas. Servimos con su propio jugo y será el comensal "disfrutador" el que retire la piel, que nosotros ya hemos trabajado bastante...



Print

No hay comentarios:

Publicar un comentario