Páginas

sábado, 28 de agosto de 2010

Pimientos asados casi del Bierzo en conserva

Los pimientos son una de nuestras pasiones. Y con esta receta tratamos de aproximarnos a los que cocinan en El Bierzo, zona de  León lindante con Galicia y conocida aquí como la Quinta Provincia. Cuando vamos a Cacabelos, es uno de los platos que no perdonamos. Como consuelo, ahí queda esta receta, que hará que, si la acompañamos de lacón trufado, nos parezca que estamos en Villafranca... 


Pîmientos asados
Ingredientes:
  • Pimientos rojos
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre o limón
Coste: 1,80 €/kg.
Dificultad: No apto para impacientes

PREPARACION
Quitamos los tallos y las semillas de los pimientos sin abrirlos, presionando el tallo hacia el interior y luego extrayéndolo. Limpiamos de semillas el interior, lavando bajo el grifo. Disponemos los pimientos en una bandeja de horno, pintamos con aceite oliva e introducimos 25 minutos en el horno precalentado a 220º. Pasado ese tiempo, damos la vuelta a los pimientos y dejamos otros 10 minutos a la misma temperatura. Sacamos del horno y dejamos enfriar hasta que podamos pelarlos. Ya sin piel, los cortamos en tiras y vamos llenando los tarros, asegurándonos que quedan compactos, pero no aplastados ni forzados. Repartimos la salsa que queda en la bandeja entre los tarros ya llenos añadiendo un poquito de sal y tres gotas de limón o vinagre, Rellenamos con agua hasta casi el borde y ponemos sin tapar al baño maría unos 10 minutos. Tapamos y volvemos a poner al baño maría. Si el agua cubre la totalidad de los envases, vale cualquier posición. Si no lo hace, ponemos primero 15 minutos con la tapa para abajo y luego otros 45 ya con la tapa hacia arriba. En cualquier caso, tienen que hervir una hora. Y ya está. A consumirlos después de que pasen al menos dos días. No son del Bierzo, pero se parecen.

1 comentario:

María Jesús dijo...

Todos sabemos que el pimiento en conserva esta muy rico, pero si es casero mucho mas. Tiene mas concentrado el sabor.
Los usamos con infinidad de platos y siempre gustan frios como calientes.
Incluso muchas veces me hago un buen bocata con ellos, asi que animaros que son casi imprescindibles en casa

Publicar un comentario